UNA HERRAMIENTA PARA INVOLUCRAR A POLÍTICOS Y ABOGADOS

UNA HERRAMIENTA PARA INVOLUCRAR A POLÍTICOS Y ABOGADOS

En febrero de 2017, recibí un Premio Cultural en Barcelona y, dos días más tarde, organizamos una proyección especial en dicha ciudad. La Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España había leído una entrevista en La Contra de La Vanguardia (equivalente a la estadounidense Fresh Air), y decidió venir a una de mis proyecciones en la impresionante Biblioteca y Centro de Mujeres de Barcelona. Cuando le saludé y le pedí que hiciera algunas observaciones después de la película, me dijo, “Chelo, he venido aquí a aprender”. Me sentí muy honrada. Su numerosa comitiva coincidía en que se fuera antes de la sesión de preguntas y respuestas, pero ella insistió en quedarse hasta el final y quiso darme un abrazo antes de irnos. Esa gira fue tan agotadora para mí que me había salido un herpes zóster en la cara y por eso yo rechacé su abrazo, pero ella persistió diciendo que no le importaba, que la película le había emocionado tanto que quería utilizarla. Ya me han invitado a proyectarla en España en septiembre durante el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres y Niños.

En 2016, la Fundación del Colegio de Abogados de España nos invitó a proyectar Arenas de Silencio en Madrid el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El 10 de julio de 2017, junto con nuestros socios de Equality Now [Igualdad Ya], tuvimos la oportunidad de presentar la película como evento secundario en el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. El embajador español en la ONU presentó el acto y lo copatrocinaron las organizaciones ONU Mujeres y Apne Aap Women Worldwide [Mujeres de todo el Mundo].

El 11 de julio de 2017, el Centro Cyrus R. Vance para la Justicia Internacional y el Colegio de Abogados de Nueva York, junto con nuestros colaboradores Equality Now [Igualdad Ya], nos invitaron a presentar la película. Durante la ronda de preguntas, con una sala llena de juristas, una joven estudiante, obviamente afectada por lo que acababa de ver, preguntó cómo conseguí romper el silencio y contar mi experiencia, ya que ella era víctima de abuso y nunca había encontrado el valor de decirlo. Sus lágrimas dieron lugar a una sonrisa cuando le dije que acababa de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.